Cuando te enfermas, tu cuerpo cuenta con un gran equipo que te protege contra las infecciones y así evitar que enfermes; pero esto no siempre ocurre, ya sea por el tipo de patógenos, por tener bajas tus defensas o incluso, porque éste se ataca a sí mismo. 

En este post, te invitamos a conocer todo lo que debes saber sobre tu sistema inmunológico y lo que puedes hacer para fortalecerlo.

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es un conjunto de órganos, tejidos, proteínas y células que se encargan de proteger al cuerpo contra cualquier tipo de microorganismos ajenos y que considere dañinos. A este tipo de acción se le denomina como respuesta inmune.

“El sistema inmunológico ataca a los organismos y las sustancias que invaden los sistemas del cuerpo y causan las enfermedades.”

Rady Children’s, Hospital San Diego.

La respuesta inmune de nuestro cuerpo es un esfuerzo coordinado, donde todas las células se comunican entre sí, como un equipo compuesto por:

  • Linfocitos (B y T). Los linfocitos B se encargan de producir anticuerpos, proteínas (gammaglobulinas), que reconocen antígenos específicos, desencadenando muchas células plasmáticas para combatir a los antígenos. Por su parte, los linfocitos T se encargan de reconocer, responder y recordar a los antígenos. Algunos de ellos regulan las respuestas inmunes.
  • Macrófagos. Se trata de la primera línea de defensa del cuerpo, encargados de reconocer y envolver a los antígenos, descomponiendo estas sustancias y presentando las más pequeñas a la células T.
  • Células dendríticas. Se conocen como la célula más eficiente para proteger al cuerpo, ya que tienen la capacidad de interactuar con las células T, para iniciar la respuesta inmune.
  • Leucocitos. Su función es ingerir y destruir el material extraño. Por su parte, están los basófilos y eosinófilos, que contienen grandes gránulos dentro de la célula.

¿Sabías que se están estudiando minuciosamente las células dendríticas y su función inmune, para su posible uso en vacunas tumorales?

En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico presenta una enorme eficacia, para evitar que vayamos a adquirir enfermedades infecciosas. Pero, ¿qué pasa cuando esto no ocurre?

En ciertas ocasiones, puede existir una falla en este sistema donde, en lugar de que las células inmunes del cuerpo, ataquen a los antígenos externos, éstos se confundan y ataquen los propias células internas y tejidos. A esto se le denomina como enfermedades autoinmunes.

Existen diferentes enfermedades autoinmunes que actúan de distinta manera. Además, pueden afectar a diferentes personas, por ejemplo, a las mujeres en edad reproductiva y personas con ciertos antecedentes familiares. 

La inmunodeficiencia y los tratamientos

También pueden presentarse casos en los que puede haber un problema para producir las células que componen el sistema inmunológico. Cuando esto ocurre, se le conoce como inmunodeficiencia, la cual puede ser leve, moderada o grave.

Para cualquiera de estos casos, existen tratamientos clínicos especializados para ayudar al cuerpo a reforzar sus defensas. A su vez, deben tomarse ciertas medidas de prevención para evitar el riesgo de padecer enfermedades (las prácticas de higiene y de seguridad alimentaria, por ejemplo).

sistema_inmune

Quizá también te interese conocer: ¿Por qué somos enfermizos?

En caso de que tú o algún familiar padezcan enfermedades recurrentes como problemas respiratorios, inflamación, problemas digestivos o infecciones de ciertos órganos, no duden en acudir con el médico lo antes posible.

Escrito por:Loft Media LATAM

¿Tienes algo qué decirnos? ¡Exprésate aquí!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.