Sí, a la mayoría no le gusta trabajar, pero además de ayudarte a recibir un dinerito, trabajar puede ayudarle a prevenir la pérdida de memoria. ¿No nos crees?

Si bien tener un empleo puede acarrear estrés y cansancio trabajar también puede ayudarte a detener el deterioro cognitivo que se sufre con el paso del tiempo. ¿Por qué? Simple, pese a que la ociosidad sea algo que se disfruta plenamente a la larga puede puede tener efectos perjudiciales en las funciones cerebrales.

Trabajar en nuestros habilidades mentales, como escribir, hablar, diseñar, planear, o utilizar nuestras destrezas manuales como, pintar, confeccionar, construir; puede ayudarnos a retrasar nuestro deterioro cognitivo.

Además de los beneficios financieros, un trabajo remunerado puede ofrecer estimulación mental y mejorar las conexiones sociales. Por lo que tiene la capacidad de disminuir el deterioro cognitivo

De acuerdo a una investigación de la Escuela de Salud Pública Fielding de la UCLA, las tasas de pérdida de la memoria es más rápida en mujeres que no pertenecen a alguna fuerza laboral.

Aunque el deterioro cognitivo aumenta con el paso de la edad, es posible reducir considerablemente su impacto procurando que nuestro cerebro esté ocupado. Es por eso que debemos promover la neuroplasticidad (la forma y la distribución de los circuitos neuronales y su interacción con el entorno). Así que sí, ese trabajo que realizas día con día, está ayudándole a tu cerebro a mantenerse un poco más joven.

Sin embargo, no basta con solo trabajar, es necesario realizar otro tipo de actividades cognitivas; y para tu mala suerte checar face o ver películas no cuenta, pero el ejercicio sí.  Realizar actividades físicas o trabajos manuales promueven un mejor funcionamiento del cerebro, por la efectividad de estos en las conexiones neuronales, y te ayudará a relajar el cuerpo y re-dirigir el estrés.

7 actividades para prevenir la pérdida de memoria:

  • Haz trabajos manuales. Si tienes un proyecto DIY pendiente, ¡es momento de desempolvarlo!
  • Realiza ejercicio. Más que cuidar de tu cerebro ¡cuidarás de todo tu cuerpo!
  • Práctica algún deporte. Vuelve a la época de la cascarita con tus amigos.
  • Lee más. Además de ayudar a relajarte alimentarás a tu cerebro con nuevas historias.
  • Estudia algo que te guste. Lucha contra la apatía y nutre tu mente con nuevos conocimientos.
  • Realiza cosas nuevas. Por muy cómoda que sea tu vida ahora, realizar cosas diferentes podrá mantenerte activo siempre.

¡Que los años no repercutan en tu memoria!

Escrito por:Mimisqui de Loft Media LATAM

¿Tienes algo qué decirnos? ¡Exprésate aquí!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.