Seguramente llegaste aquí porque tú y/o alguien que conoces ya tiene alguna quemadura causada por el sol vacacional. Si te trajiste este horrible souvenir a casa, no te preocupes, te compartimos 5 remedios para quemaduras de sol.

En un futuro es indispensable que uses un fotoprotector solar (FPS +60) para evitar que estas cosas vuelvan a ocurrir. Evita en lo posible exponerte durante mucho tiempo a la radiación del sol.

Estar fotoprotegidos nos ayuda a evitar irritación, quemaduras, arrugas prematuras, manchas y hasta cáncer de piel. Generalmente, las quemaduras son visibles horas después de ser provocadas. Por esta razón es muy importante prestar atención desde los primeros signos, tales como:

  • Piel enrojecida

  • Piel caliente al tacto

  • Dolor e hinchazón

  • Comezón

  • Aparición de pequeñas ampollas sobre la piel

  • Descamación de la piel

  • Y en casos más graves dolor de cabeza, fatiga y náuseas

Contrario a lo que pensamos, el tratamiento adecuado y efectivo para las quemaduras solares en la piel consiste en tener ciertos cuidados sencillos, prácticos y nada costosos. A continuación te mostramos 5 remedios para quemaduras de sol:

Tomar baños con agua fría

El contacto del agua fría sobre la piel quemada ayuda a reducir el dolor. Después de haber tomado el baño, es importante secar ligeramente la piel con una toalla, pero dejando un poco de agua y ponerse una crema corporal para mantener la piel humectada.

El aloe vera y la soya

Este tipo de productos poseen ingredientes adecuados para aliviar la quemazón de la piel, calmar el dolor y reducir la posibilidad de infecciones.

También puedes optar por ungüentos como la hidrocortisona tópica, la cual sirve para tratar el enrojecimiento, el dolor y la hinchazón causada por afecciones en la piel. Por otro lado, es muy importante evitar aquellos que contengan la terminación (ína) como la benzocaína ya que pueden irritar la piel o causar alergia.

Mantén tu cuerpo hidratado

Conservar la piel hidratada es la mejor forma de evitar mayor resequedad de la piel y por ende del dolor. Por ello, además de Para reducir el dolor causado por las quemaduras, procura consumir agua constantemente

No te toques la ampollas

Evita reventar las ampollas pequeñas o grandes que aparezcan sobre tu piel, ya que evitan el riesgo de tener una infección y ayudan a que la piel se cure.

No te expongas directamente al sol

Utiliza ropa que cubra la piel dañada de la luz solar. Evita que estas prendas tengan entrada de luz y procura que estén ligeramente apretadas.

Si te cuesta lidiar con el dolor, también puedes tomar algún analgésico como aspirinas o ibuprofeno y así sufrir menos.

Finalmente, el tip más importante de todo, ¡consulta a tu médico! Pues te ayudará a conocer la gravedad de las quemaduras y te indicará el mejor tratamiento para que te sientas mejor.

Evita recuerdos vacacionales desagradables, mantén tu cuerpo protegido del sol.

Escrito por:Mimisqui de Loft Media LATAM

¿Tienes algo qué decirnos? ¡Exprésate aquí!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.