¿Has oído hablar de la iniciativa Lunes Sin Carne? Es una campaña internacional (sin fines de lucro) que alienta a abandonar cualquier tipo de carne por sólo un día a la semana. Esta campaña está presente en más de 40 países y ya son miles de personas las que se han sumado.

Participar en esta iniciativa no sólo le traerá muchos beneficios al planeta, que puedes conocer aquí, si no que también estarás haciendo algo por tu salud.

Con sólo cambiar tus hábitos alimenticios por un día podrías reducir 4.5% las posibilidades de que en un futuro padezcas enfermedades del corazón.

¿Qué pasa si dejo la carne?

Abandonar la carne por un día significa que tendrás que sustituirla por platillos a base de frijoles, lentejas, vegetales y cereales integrales, que aunque no lo creas ofrecen más beneficios para tu salud que la carne.

Incorporar estos alimentos en tu alimentación, aunque sea por un solo día, estará ayudándote a tener una dieta más equilibrada con frutas, vegetales, cereales y legumbres. Recuerda que estos alimentos son una fuente excelente de fibra, vitaminas y nutrientes además de que tu cuerpo las digiere mejor y no aumentan el colesterol de tu organismo.

Un menú basado en frutas, verduras, leguminosas, semillas y cereales integrales es entre 6 y 10 veces más económico que uno basado en carne.

Diversos estudios aseguran que comer menos carne ayuda a mantener un mejor peso y disminuir el riesgo de enfermedades crónicas, pues el consumo de grasas saturadas y colesterol, está directamente relacionado con el incremento de enfermedades como la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Algunas razones para sumarte al lunes sin carne.

Al sumarte a esta iniciativa descubrirás lo variado y nutritivo que puede ser tu menú, lo más seguro es que descubras nuevas formas de comer verduras y leguminosas; y tampoco implica un cambio drástico en tu alimentación.

Te sugerimos empezar a cambiar un par de menús, por ejemplo, evitar la carne sólo en la comida del lunes, o en el desayuno, y poco a poco lograr un día entero sin carne.  

Como ves, no es necesario que suspendas el consumo de carne para siempre, considera empezar por un sólo día a la semana, y si te gusta, ¡hazlo otra vez!. Empezarás a notar que tus menús se vuelven más variados, tu salud te lo agradecerá y de paso ¡el planeta también!

Si te animas y quieres empezar a cocinar ya, en la página oficial de la iniciativa encontrarás recetas para inspirarte (y antojarte).

Escrito por:Mimisqui de Loft Media LATAM

¿Tienes algo qué decirnos? ¡Exprésate aquí!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.