Sí tú por fin entendiste todas las consecuencias que fumar le trae a tu salud, y estás buscando alejarte de este vicio ¡Felicidades! pero ahora, hay que advertirte de los cambios que tu cuerpo experimentará, por que sí, dejar este vicio no será fácil, mejor prepárate:

“Fumar tabaco aumenta más de 2.5 veces el riesgo de muerte por enfermedad isquémica del corazón, aumenta más de 20 veces el riesgo de muerte por cáncer de pulmón y por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).” – ENCODAT 2016-2017

Como sabrás, durante años has estado fumando miles de sustancias, pero la nicotina es la principal razón de tu adicción; tu cuerpo está acostumbrado a ella, y como cualquier otra droga dejarla le causará a tu organismo una inevitable sensación de estrés y uno que otro síntoma como:

  • Insomnio
  • Tristeza
  • Mal humor e irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Aumento de peso
  • Disminución de la frecuencia cardíaca

¡¿Aumento de peso?!

Sí, la nicotina es un supresor del apetito, por eso no te daban ganas de comer, y también aumenta tu actividad metabólica; así que prácticamente no estarás engordando por dejar de fumar, si no que estabas flaco por ser fumador.

En promedio, llegamos a subir  en 4 y 5 kilos de peso después de 12 meses de abstinencia al cigarro.

Cambios emocionales

Como pudiste leer arriba, la mayoría de los síntomas de la abstinencia al cigarro recaen en cambios emocionales. Comienzas a tener una sensación de frustración, enojarte con facilidad y hasta tener momentos de tristeza. No te preocupes, es tu cuerpo pidiendo su dosis de nicotina.

¡Evita al máximo recaer! Una manera en la que puedes controlar estos cambios es canalizándolos al realizar otro tipo actividades y escaparse del contacto con los cigarrillos. Para ello, te recomendamos:

  • Realizar actividad física. Practica tu deporte favorito.
  • Aléjate de la comida. Evita sustituir el antojo del cigarrillo por el de alimentos.
  • No lo sustituyas por otras adicciones. Las personas con crisis de ansiedad recurren a bebidas alcohólicas y consumo de otras drogas para controlar su ansiedad.
  • No te conviertas en fumador pasivo. Es común que para controlar las ganas de fumar, se busca estar cerca de espacios donde se fuma. El chiste es evitar el humo del cigarro.
  • Hay nicotina en otra presentación. Si no puedes con la ansiedad, puedes optar por los famosos parches de nicotina y otro tipo de productos (consulta a tu médico).

Recuerda que no estás a solas en este duro proceso. Creemos en ti y en tu voluntad para dejar este mal hábito. Si en algún momento te da ansiedad por volver a fumar, no olvides por qué lo haces y lo agradecido que estará tu cuerpo por ello. ¡Mucho éxito!

 

Escrito por:Mimisqui de Loft Media LATAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s