Desde siempre se nos ha dicho que la vitamina C cuenta con poderosas propiedades que nos ayudan a prevenir resfriados, principalmente si consumimos aquella que proviene de los cítricos, como la naranja. Pero, ¿qué tan cierta es esta trascendental afirmación? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es la vitamina C?

A grandes rasgos podemos decir que el ácido ascórbico (también llamado vitamina C), es una vitamina hidrosoluble que actúa como antioxidante, protegiendo a las células contra los efectos de los radicales libres (elementos dañinos alojados en nuestro organismo) e implicada en diversas reacciones fisiológicas; la síntesis de colágeno y de glóbulos rojos, y el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

“La vitamina C sirve para facilitar la cicatrización de la piel y mejorar la circulación sanguínea, siendo óptima para ayudar en la prevención de enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis” -Tatiana Zanin, Nutricionista (TUASÁUDE).

¿Puede la vitamina C prevenir resfriados?

En un principio, diversos reportes científicos señalaban que la neumonía, aquella infección que afecta a los pulmones, estaba asociada con una deficiencia de dicha vitamina. Después de haber identificado esto, se realizaron una serie de estudios posteriores para investigar los efectos de la vitamina C en relación con diversas infecciones.

Tras realizar 148 estudios con animales, se encontró que esta vitamina efectivamente puede aliviar o prevenir infecciones causadas por bacterias, virus y protozoarios. En seres humanos, el efecto de la vitamina C se ha estudiado con mayor profundidad en relación con los resfriados comunes. ¿Qué se ha encontrado? Que la administración de vitamina C no disminuye la incidencia de los resfriados en la población general. Sin embargo, entre las personas consideradas como físicamente activas, se detectó que redujo a la mitad el número de resfriados.

Esto comprueba que la vitamina C tiene un efecto biológico, aunque hasta el momento se desconoce el papel preciso que tiene en el tratamiento de los resfriados comunes.

Los cítricos (la naranja) son los más ricos en vitamina C. ¿Cierto o falso?

Desgraciadamente, hemos sido engañados, pues este supuesto es completamente falso. Los cítricos no son los alimentos que más nos proveen de vitamina C pues, además de ellos, también hay otras frutas y verduras con mayores cantidades como el kiwi, la fresa, el melón, el brócoli, los pimientos, los tomates y la guayaba, siendo esta última la fruta con más vitamina C.

Una naranja tiene poco más de 50 mg de vitamina C por cada 100 gramos, mientras que una guayaba contiene más de 220 mg.

Ahora ya lo sabes, aunque no se tenga una absoluta certeza de la efectividad de la vitamina C como medida para evitar los resfriados, sus diversos y útiles beneficios para el organismo la convierte en una gran aliada para nuestra salud.

Todos los artículos publicados por Mimisqui están basados en evidencia científica real y actualizada. Si quieres saber más sobre alguno de nuestros artículos, ¡contáctanos!
Escrito por:Mimisqui de Loft Media LATAM

Un comentario en “Vitamina C para prevenir resfriados. ¿Útil o no?

¿Tienes algo qué decirnos? ¡Exprésate aquí!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.