Circuncisión ¿Útil o riesgosa?

Si estás dudando en optar o no por la circuncisión, ahora te contaremos que tan útil o riesgosa puede ser para la salud masculina.

Empecemos por aclarar que la circuncisión es un procedimiento quirúrgico que extrae una porción del prepucio (la piel que cubre la cabeza) del pene. Generalmente es un procedimiento que se realiza con fines religiosos y culturales, pero la popularidad de este procedimiento ha incentivado a que se realicen estudios que avalen su utilidad o riesgo.

¿En necesario circuncidarse? 

Si hablamos de salud, la circuncisión no es procedimiento necesario, sin embargo en algunos casos suele ser muy útil, por ejemplo, cuando el prepucio está demasiado apretado como para retraerse, o cuando se busca evitar algún riesgo de infección. Incluso en algunas regiones de África se recomienda esta cirugía para disminuir la posibilidad de adquirir una enfermedad de transmisión sexual como VIH, VPH, herpes genital y sifilis.

Un bebé circuncidado tiene 1 de 1,000 posibilidades de tener una infección en las vías urinarias. Un bebé no circuncidado tiene 1 de 100.

¿Hay una edad específica para hacerlo? 

Excluyendo las creencias religiosas y culturales, este tipo de cirugías no requieren de una edad específica para llevarse a cabo, de hecho muchos hombres en edad adulta deciden hacerlo.

¿La circuncisión previene enfermedades de transmisión sexual?

Se ha hablado sobre si existe o no una relación entre las ETS y la circuncisión. De acuerdo a la OMS, la circuncisión masculina funge como una “intervención adicional que puede reducir el riesgo de infección por VIH en varones heterosexuales”.

De acuerdo con diversos ensayos clínicos realizados en Kenya, Uganda y Sudáfrica, la circuncisión fue capaz de reducir en 60% el riesgo de contagio de una infección de las mujeres a los hombres. A la par se ha notado una relación entre los hombres circuncidados y una disminución en el índice de contagio de alguna infección de transmisión sexual. Cabe destacar que se le considera como una medida de prevención adicional que no sustituye al uso del condón, pues ayuda a prevenir, más no te hace inmune.

Pero, ¿Qué tan higiénico es hacerlo?

Se dice que al retirar el prepucio del pene, lo cierto es que, si bien su limpieza es más sencilla, tampoco quiere decir que un niño va a tener el pene sucio si no está circuncidado. Pues, aunque se requiere un poco de más cuidado cuando los padres cambian el pañal a su hijo, con el paso del tiempo él aprenderá a ser más limpio por sí mismo.

Y pese a lo que se cree, este procedimiento no tiene consecuencias en la sensibilidad del pene o la satisfacción sexual. El glande es la parte más sensible que al ser estimulada recibe el placer sexual, por lo que al ser retirado el prepucio, no hay una pérdida ni de sensibilidad ni de placer sexual.

Aunque este procedimiento tiene muchas ventajas no significa que todo varón deba ser circuncidado. Si decides optar por la circuncisión ahora ya sabes que no es para nada riesgoso, y puede ser muy útil para la salud masculina. Consulta a un especialista que pueda llevar acabo esta cirugía.