A pesar de que se trata de algo muy común, durante siglos y hasta el día de hoy, la masturbación sigue siendo un tema tabú mal visto por muchas personas, instituciones y hasta organizaciones. Y a pesar de que se trata de una actividad completamente natural, aún existen estigmas muy arraigados al respecto, creyendo que la masturbación es el reflejo de una  vida sexual pobre, entre otros conflictos sexuales y emocionales.

A continuación, te presentamos:

Los 5 mitos más comunes sobre la masturbación

1- Te saldrán pelos en la mano

Seguramente habrás escuchado esta frase, donde afirman que, si te tocas en cualquier zona de la entrepierna frecuentemente, podrías hacerte hasta trenzas con todo el pelo que te surgirá de las palmas de las manos. Aunque no se sabe con certeza de dónde surgió esta original frase, lo más probable es que haga referencia a que como el área genital tiene vello, al estar tocando tus genitales durante mucho tiempo, las manos se harán velludas también. Sería una muy buena solución para quienes sufren de alopecia, ¿no te parece?

Sin embargo, esta afirmación, obviamente, es falsa. Y te explicamos por qué, resulta que la piel de las palmas de las manos es más gruesa y carece de folículos pilosos, lo que la hace diferente a la del resto del cuerpo. Por ello, puedes observar que por muy velludas que están algunas personas, no encontrarás ningún pelo en la palma de sus manos.

2- Vas a quedarte ciego

Este mito encabeza el top de ideas más comunes sobre la masturbación en hombres. La creencia consiste en que, al momento de eyacular se segregan grandes cantidades de vitamina A que expulsa el cuerpo. Esta vitamina A es esencial para la retina, la cual permite apreciar mejor la luz tenue (visión nocturna). A su vez, también se habla de que al momento de llegar al orgasmo, la presión sanguínea cambia por lo que, en ocasiones, se nubla un poco la vista. Razón suficiente para exagerar al máximo este hecho hasta convertirlo en un riesgo para la salud.

La realidad es que, de todos los casos de personas que sufren de ceguera en el mundo, no hay ningún estudio que avale la masturbación como causante de la pérdida de la vista. Imagina cuántos millones de personas en el mundo que ven pornografía estarían ciegas ahora mismo.

3- Puede causarte acné

Probablemente en tu adolescencia (o en la actualidad) te dijeron que todos esos granos y imperfecciones en la cara, también son consecuencia de darte placer a solas. Por lo que, entre más granos tuviera una persona, era un “pervertido“, adicto a tocarse los genitales frecuentemente. Sin embargo, este hecho es completamente falso.

En promedio, la edad de inicio de la masturbación es a los 14 años. Por los cambios fisiológicos que sufre la piel a esta edad, es más frecuente que aparezca acné, esa es la única relación entre el inicio del acné y el inicio de la masturbación. Sin embargo, no quiere decir que exista una relación entre ambos más allá de la edad.

Como seguramente has de saber, la entrada de la adolescencia tiene que ver con múltiples cambios fisiológicos y la salida de imperfecciones en el rostro se encuentra entre ellas.

giphy (3).gif

4- Podrías volverte infértil

En realidad, este mito es medianamente cierto en el caso de las mujeres, pero sólo a quienes utilizan juguetes sexuales que no fueron limpiados adecuadamente. Al no tener una higiene adecuada con este tipo de objetos, pueden llenarse de bacterias, que a la larga causan infecciones vaginales hasta llegar a una enfermedad pélvica inflamatoria. Si no es tratado adecuadamente, efectivamente podría causar infertilidad.

Sin embargo, la eyaculación femenina ayuda a barrer todas las bacterias excesivas, disminuyendo la probabilidad de padecer infecciones vaginales y de vías urinarias.

5- No es un orgasmo real y disminuye el deseo sexual

¿Sabías que el orgasmo causado por la masturbación puede ser mucho más intenso que el causado en el coito? Además de que se obtiene antes, aproximadamente toma a las mujeres 4 minutos alcanzarlo por su cuenta y 15 minutos en una relación sexual. Además, la masturbación en los hombres libera más testosterona, lo que hace que el impulso sexual incremente.

Así que, aunque muchos crean que la masturbación hará que dejen de desear tener relaciones sexuales con la pareja, en realidad, se ha visto que las personas que se masturban tienen relaciones sexuales más frecuentemente que las que no lo hacen.

La masturbación es un acto completamente natural que tiene múltiples beneficios al organismo como disminuir el estrés, el insomnio y la presión sanguínea, fortalecer al sistema inmune, liberar endorfinas (sustancias que provocan la felicidad) y hasta disminuir la posibilidad de padecer cáncer de próstata.  Y aunque en general se trata de un acto privado, puedes realizarlo con tu pareja. Así ambos aprenden a estimularse de mejor manera, sin el riesgo de embarazo o de contraer alguna infección de transmisión sexual.

Ahora que ya lo sabes, ¿qué tal te vendría una mano?

giphy (1).gif

 

 

 

Escrito por:Mimisqui de Loft Media LATAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s